ESTADOS MIEMBROS DE LA OACI IMPULSAN LA DESCARBONIZACIÓN

Los Estados miembros de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) han acordado esforzarse por lograr la reducción de las emisiones de CO2 en la aviación internacional, en un rango de 5 a 8 por ciento para 2030.

Esto sucedió durante la Tercera Conferencia de la OACI sobre Aviación y Combustibles Alternativos (CAAF/3), celebrada del 20 al 24 de noviembre, en Dubai, Emiratos Árabes Unidos. En este encuentro, se firmó el “Marco mundial de la OACI para combustibles de aviación sostenibles (SAF), con bajas emisiones de carbono (LCAF) y otras energías más limpias”.

“La CAAF/3 se reúne poco más de un año después de la decisión histórica de los Estados sobre el objetivo mundial a largo plazo de alcanzar cero emisiones netas de carbono para 2050”, enfatizó el presidente del Consejo de la OACI, Salvatore Sciacchitano, en la apertura del evento.

Con este marco global, se busca acelerar la descarbonización e implementar una transición a energías más limpias en la aviación internacional. No obstante, las circunstancias especiales y las capacidades respectivas de cada Estado firmante determinarán su capacidad de contribución, sin imponer a ninguno obligaciones o compromisos específicos en forma de objetivos de reducción de emisiones.

En palabras de Sciacchitano: “Este acuerdo, a través de la OACI, es un testimonio de nuestros esfuerzos cada vez más progresivos para lograr una acción coordinada sobre combustibles y fuentes de energía de aviación más limpios, que actualmente tienen el mayor potencial para que tomemos medidas urgentes sobre la descarbonización de la aviación”.

El documento incluye distintos elementos y aspectos que deberán tomarse en cuenta para alcanzar la visión establecida, como instaurar bases regulatorias armonizadas; evitar la distorsión del mercado; contar con los medios de ejecución adecuados, que incluyen la financiación; y desarrollar un programa sólido y sustancial de creación de capacidad y apoyo a la implementación, entre otros.

“La función del marco es facilitar la ampliación del desarrollo y despliegue de SAF, LCAF y otras energías más limpias de la aviación a nivel mundial; y proporcionar, principalmente, mayor claridad, coherencia y previsibilidad a todas las partes interesadas, incluidas aquellas más allá del sector”, remarcó Sciacchitano.

El Marco de la OACI apoya la transición a energías limpias del sector necesaria para lograr el objetivo actual de emisiones netas de carbono cero para 2050, adoptado por la Asamblea de la OACI en 2022.

El secretario general de la OACI, Juan Carlos Salazar, señaló que “lograr emisiones netas de carbono cero para 2050 requerirá inversiones y financiamiento sustanciales y sostenidos durante las próximas décadas. Además, debemos garantizar apoyo y creación de capacidad fiables y asequibles para aquellos Estados con necesidades particulares, ya que dependerán de ello para desempeñar su papel”.

En la conferencia, algunos Estados destacaron su importancia para transmitir una señal clara a la comunidad financiera a fin de activar las inversiones necesarias para el desarrollo de energías más limpias, así como una sólida reglamentación y normas contables para reducir el riesgo. Asimismo, destacaron la necesidad de monitorear los avances en materia de financiación e inversión.

Fuente y fotos: OACI, prensa

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio