Por Verónica Seeber. Fuente y foto: SAAB

La compañía sueca, que se dedica a la producción de automóviles, vehículos y aviones de combate, realizó una demostración de fuego real del sistema de Defensa Aérea Móvil de Corto Alcance (MSHORAD, por sus siglas en inglés) el pasado 30 de agosto, desde el campo de tiro de la ciudad de Karlskoga, Suecia, ante una audiencia de clientes potenciales de 15 países.

Por su parte, el 13 de septiembre tuvo lugar la transmisión virtual de esta primera demostración, destinada al público en general, en la que se presenció una secuencia de cinco disparos contra un dron y un fuselaje de helicóptero elevado. Según voceros de la compañía, el sistema identificó, rastreó y atacó de forma exitosa los objetivos programados.

En uno de los escenarios, el vehículo se re configuró como unidad de disparo portátil, transportable por un soldado, a la vez que se realizó un disparo nocturno contra un objetivo remolcado, operación en la que el impacto es directo y preciso, gracias a una mira moderna que permite una vista cercana.

La Unidad de Radar Móvil es “los ojos y el cerebro”, ya que detecta la amenaza con antelación y ayuda a tomar decisiones. El radar X es la nueva adquisición de la empresa y está basado en un software que se adapta a distintas configuraciones, con una cobertura de 360 grados y un alcance de 75 km de distancia y 70 grados de elevación.

Otras ventajas son la multifuncionalidad, versatilidad táctica y alta precisión ya que puede, por ejemplo, detectar micro drones que vuelan a baja altura y son prácticamente indetectables por otros sistemas. Por otro lado, la terminal del vehículo, sumada al radar, permite a todo el sistema tener conciencia situacional, al minimizar las amenazas y proveer la información necesaria para tomar el mejor curso de acción posible.

La Unidad Radar Móvil trabaja con una Unidad Móvil de Fuego, que posee una plataforma de armas, controlada remotamente por un operador, cuya misión principal es la de ofrecer movilidad y protección. Ambas trabajan de manera conjunta: la Unidad Radar le envía a la Unidad de Disparo la información para que actúe y esta comunicación es esencialmente inalámbrica, aunque también puede realizarse vía fibra óptica, en caso de fallar la primera.

Desde sus inicios en 1930, la empresa ha producido aviones de todo tipo, ya sea de combate, civiles y de pasajeros. MSHORAD es la respuesta de Saab a la nueva era del campo de batalla, con la evolución de las amenazas aéreas como la llegada de los drones, los vehículos aéreos no tripulados y otras armas aéreas avanzadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.