Widerøe, la aerolínea noruega comprometida con el medio ambiente y libre de contaminación, firmó con Embraer un memorando de entendimiento (MoU) para definir y establecer los requisitos de un transporte aéreo sostenible, libre de emisiones, como así también, comercialmente viable. 

Tanto Widerøe como el fabricante acordaron definir los requerimientos en infraestructura, capacidad de carga, prestaciones de la aeronave (autonomía, velocidad, entre otros) y apoyo en tierra. El grupo asesor de la Familia Energía* ayudará a acelerar el lanzamiento al mercado y, en última instancia, informará sobre la elección del concepto que llegará primero a los clientes.

Este acuerdo se basa y suma al proyecto *“Emisión Cero”, que la compañía creó en 2019, una colaboración con Rolls-Royce en el estudio de un avión de 50 plazas con propulsión sustentable (cero NOx y otros gases de efecto invernadero). El  trabajo que realizarán estas empresas analizará todos los aspectos del desarrollo y funcionamiento de la Familia Energía de 19 a 50 asientos.

Arjan Meijer, Presidente y Consejero Delegado de Embraer Commercial Aviation declaró: “Estamos orgullosos de nuestra asociación con Widerøe, que se ha convertido en una poderosa voz mundial en la búsqueda de la aviación sostenible y que recientemente fue nombrada 'Aerolínea Verde del Año' por Air Transport World. Los conocimientos que ellos y los próximos miembros del grupo aportarán al programa serán una base fundamental para el desarrollo exitoso de family Energy”.

En tanto, Kollbye Aks, director general de Widerøe Zero, afirmó: “Hemos creado Widerøe Zero porque necesitamos libertad para pensar en algo nuevo. Hay formas arraigadas de hacer las cosas en nuestro sector, pero gestionar una flota sin contaminantes será completamente diferente”.

*La Familia Energía de Embraer 
 Family Energy está compuesta por cuatro aviones de diferentes tamaños que incorporan distintas tecnologías en  propulsión de energía renovable: eléctrica, celda de combustible hidrogenado, turbina de gas con combustible dual e híbrido-eléctrico.

*Widerøe y Rolls-Royce: cero emisiones
En 2019, Widerøe inició una colaboración con Rolls-Royce en el desarrollo de aviones de cero emisiones. El objetivo del proyecto es construir un avión eléctrico que cumpla con el objetivo sustentable de Noruega para 2030 y reemplace la flota de aviones propulsados por combustibles fósiles de la aerolínea en la red nacional de pistas cortas.
El objetivo Project Zero es influir en los fabricantes para que desarrollen en el país europeo un avión eléctrico de despegues y aterrizajes cortos (red STOL), cuyo propósito es tenerlos listos para su implementación a partir de 2030. 

Fuente y Foto: Embraer Media.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.