La Fuerza Aérea de los Estados Unidos (USAF) anunció a través de un comunicado la reactivación del 65º Escuadrón de Agresores (AGRS) que estará equipado con aviones F-35 Lightning II que simularán ser cazas de quinta generación.

La misión del Escuadrón, que se encuentra en la Base Área de Nellis, en las afueras de Las Vegas (Nevada), tiene como objetivo conocer y replicar a los adversarios aéreos de quinta generación y alistar a sus pilotos y aliados, en caso de emergencia de cazas similares chinos y rusos.

El 65ª AGRS  estuvo activo con anterioridad entre 2005 y 2014, lapso en que la unidad reprodujo tácticas y técnicas de potenciales adversarios con una flota de F-15 Eafles.

El comandante del Ala 57, general de brigada Michael Drowley, señaló: “Este importante hito marca nuestra facultad de llevar las capacidades de quinta generación a la lucha de alto nivel, y nos permitirá mejorar nuestras tácticas y entrenamiento de primera clase con las fuerzas conjuntas, aliadas y de coalición”.

Por otro lado, el coronel Scott Mills, comandante del 57º Grupo de Operaciones subrayó: “El uso del F-35 como agresor, permite a los pilotos entrenar contra amenazas poco observables similares a las que están desarrollando los adversarios”. Además, se destacó que el objeto de la misión es “mejorar el entrenamiento para el desarrollo de tácticas de cazas de quinta generación, el entrenamiento avanzado de grandes fuerzas y el apoyo a las pruebas operativas”.

Los F-35A se emplearán en grandes ejercicios de las Fuerzas Aéreas de Combate, en misiones de la Escuela de Armamento de las Fuerzas Aéreas de EE.UU, en ejercicios conjuntos y eventos de prueba y evaluación operativa, que solo se llevan a cabo en la Base Aérea de Nellis, al igual que en el campo de pruebas y entrenamiento en Nevada.

Las aeronaves, encargadas de realizar funciones de adversario (ADAIR), volando misiones de combate simuladas contra pilotos de la USAF, tendrán en su esquema de pintura, marcas y patrones de apariencia china. De esta manera, los pilotos de la Fuerza Aérea norteamericana volarán contra el caza de quinta generación, en misiones de entrenamiento que replicarán las tácticas de caza de la aeronave Chengdu J-20 Might Dragon operada por la República Popular China (RPC).

El programa de aviones agresores se inició en 1972 para ofrecer a los pilotos la oportunidad de entrenarse contra una fuerza agresora de los Estados Unidos que reprodujera las tácticas avanzadas y creíbles del rival. El paso del tiempo permitió que las capacidades del adversario mejoren de manera significativa, al igual que la necesidad de replicar las amenazas.

Fuente: Defensa.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.