La empresa nacional tlonspace desarrolló el lanzador espacial miniaturizado “Aventura I”, considerado el más “liviano de la historia”. 


Con 10 metros de altura, 35 centímetros de diámetro y un peso aproximado de 40 kilos sin carga, el micro-lanzador de dos etapas fue construido con el objetivo de colocar psicosatélites y nanosatélites en órbita de entre 200 y 850 kilómetros de altura, con capacidad para transportar hasta 22 kilos.


Recientemente, tlonspace participó de la Feria Internacional de la Industria Aeroespacial “Satellite DC” que se llevó a cabo en Washington, formando parte de la delegación argentina junto a otras empresas y organismos nacionales.

Fuente y Fotos: tlon.space

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.