En la última reunión de la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI), llevada a cabo en julio en Montreal (Canadá), el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI) y líderes empresariales de la aviación instaron a los países miembro a acordar estrategias de reducción de emisiones de CO2, alineadas con el Acuerdo de París y los objetivos medioambientales previstos para 2050.

A través de un comunicado, la ACI reconoció la necesidad de asistencia en la transición de la industria y pidió a los gobiernos abordar el cambio climático de manera compatible con el crecimiento económico. Partiendo de la base de que la aviación desempeña un papel fundamental en la conexión de comunidades, el objetivo del sector es establecer un marco regulatorio que sirva para mitigar su impacto climático global.

ACI y sus aeropuertos miembros se han comprometido a alcanzar cero emisiones netas de carbono para 2050, con el apoyo de los gobiernos. En este mismo sentido, más de 130 terminales aéreas miembros del Consejo han adelantado su objetivo a 2030 y algunos lo proyectan para 2040, mientras que otros necesitarán apoyo gubernamental para desarrollar e implementar sus hojas de ruta de descarbonización.

En los distintos encuentros se adoptó por unanimidad el informe técnico sobre la viabilidad de un conjunto de hipótesis a largo plazo, en el que se destaca la posibilidad de lograr reducciones sustanciales de CO2, aplicando medidas dentro del propio sector, como el uso de tecnologías, operaciones y combustibles innovadores.

El informe prevé que las mayores reducciones globales de CO2 de aquí a 2050 procedan de combustibles y fuentes de energía limpias, con una disminución proyectada de las emisiones de gases de efecto invernadero de hasta el 55 %. Se espera que las nuevas tecnologías contribuyan a una eficiencia de hasta el 21 %, así como a la mejora del rendimiento de los vuelos de hasta un 11 % por medio de innovaciones, como los vuelos en formación.

Entre las actualizaciones, se tuvieron en cuenta los efectos del COVID-19 en los escenarios de recuperación de las emisiones de CO2 y los costos asociados para estados y explotadores de aeronaves. También se elaboraron recomendaciones técnicas sobre las siguientes problemáticas: ruido de las aeronaves, emisiones de los motores y de CO2 de los aviones.

En relación a los aeropuertos ecológicos, se realizaron publicaciones electrónicas en los ámbitos de la resiliencia climática, la gestión del agua, la gestión de la calidad del aire y la sostenibilidad para el acceso de superficie.

El estándar global de certificación de gestión del carbono de los aeropuertos ha crecido en los últimos quince años, para incluir 403 aeropuertos certificados en todos los niveles del programa en 79 países.

Salvatore Sciacchitano, presidente del consejo de la OACI, resaltó la importancia de estos acuerdos para la protección del medio ambiente en “este singular momento de transición verde y de transformación para una nueva normalidad”.

Fuente: OACI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.