Get Adobe Flash player

El 18 y 19 de noviembre se realizaron tres simulacros diferentes que resultaron exitosos, organizados por la ANAC. Estos procedimientos se enmarcan dentro de las normas y recomendaciones de la OACI (Organización Aviación Civil Internacional) y se realizan parcialmente cada seis meses y de manera general cada dos años.

El jueves 18 de noviembre, en el Autódromo Municipal lindante al Aeropuerto “Gobernador Castello” de Viedma se realizó con éxito un simulacro de caída y posterior “incendio” de un avión. Coordinaron el mismo personal de Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y miembros de Defensa Civil provincial. Se trabajó bajo el supuesto siniestro de una aeronave Saab 340 con 18 pasajeros y dos tripulantes a bordo. Anunciada la alerta, para activar los servicios de seguridad operacionales, se desplegaron los servicios SSEI (Servicios de Salvamento y Extinción de Incendios) de ANAC apostados en el aeropuerto.

Este escenario se utilizó también para concretar la dramatización de víctimas y supuestos familiares (que estuvieron a cargo de jóvenes mujeres y hombres que estudian en la Escuela de la Policía de Río Negro) quienes recrearon escenas de pánicos, y en forma desaforada buscando conocer el destino de sus “allegados” corrieron 700 metros desde el aeropuerto, hacia dónde cayó la aeronave, quienes fueron contenidos por personal especializado coordinado por el Jefe de Aeropuerto ANAC, Marcelo Castronovo.

Para este operativo de prevención hicieron su aporte el servicio de emergencias del Ministerio de Salud que instaló un “vivac” a fin de brindar la primera atención a los actores heridos en apariencia, varias ambulancias del hospital Zatti, una autobomba del Cuerpo de Bomberos de esta capital, y los dos camiones hidrantes que tiene la ANAC en la aeroestación capitalina, que en menos de tres minutos, estuvieron en el escenario montado para el simulado accidente. Estas autobombas aeroportuarias se encuentran equipadas con 5.000 litros de agua con espuma al 6%, más 500 kilogramos de polvo químico seco; como para atender un Embraer de Aerolíneas Argentinas, por ejemplo.

Asimismo, en la misma jornada pero dentro del Aeropuerto Internacional “Teniente Luis Candelaria” de San Carlos de Bariloche se realizó otro ejercicio bajo la coordinación general de la Jefatura de Aeropuerto ANAC, y se planteó a partir de la hipótesis de una aeronave que, con 30 pasajeros a bordo en fase de despegue, despista, se incendia y derrama combustible a su alrededor. La respuesta del SSEI de ANAC en la asistencia a los heridos fue inmediata, junto a la PSA (Policía de Seguridad Aeroportuaria), AA2000, EANA (Empresa Argentina de Navegación Aérea), Intercargo y sumándose en el accionar de las operaciones Defensa Civil provincial y municipal y Bomberos PFA y Voluntarios de Bariloche, Aerolíneas Argentinas, LATAM y EMERGER SA (quien realiza funciones de Sanidad dentro del Aeropuerto). También participaron del ejercicio el ICE, Parques Nacionales, Ejército Argentino y la Policía de Río Negro, entre otros.

Un día después, pero en el Aeropuerto Internacional “Ing. Aer. Ambrosio Taravella” de la ciudad de Córdoba, se realizó un tercer simulacro bajo la coordinación general del Jefe de Aeropuerto ANAC, Adrián Ressa. En la ocasión, se planteó la hipótesis de una aeronave Boeing 737 que con 60 pasajeros y 5 tripulantes, en fase de aterrizaje, golpea el tren de aterrizaje en la pista, ocasionando desprendimiento de tren principal, despiste y detención posterior en paño verde con fuego en un motor y derrame de combustible. Esto generó la inmediata respuesta del SSEI en la asistencia a los heridos, de la PSA, AA2000, EANA Intercargo y la Dirección General de Aeronáutica de dicha provincia, en el accionar de las operaciones. Además, participaron del ejercicio, la Secretaría de Gestión de Riesgo Climático y Catástrofes, la Policía, Bomberos y Secretaría de Salud Mental; todos de la provincia de Córdoba, entre otros organismos.

Estos eventos son parte de un Plan de Emergencia propio que busca minimizar las consecuencias en un probable accidente ya que permite comprobar la capacidad operacional. El objetivo es garantizar la seguridad ante una emergencia en el aeropuerto y minimizar las consecuencias a nivel humano, de los bienes materiales, edilicios y restablecer la normalidad de las operaciones en el Aeropuerto en el menor tiempo posible.

Fuente: Prensa ANAC

Última Edición

 

 

Acceso Registrados

Eventos

http://aeroespacio.com.ar/modules/mod_image_show_gk4/cache/EVENTOS.aeromodelismo san juangk-is-158.jpglink
http://aeroespacio.com.ar/modules/mod_image_show_gk4/cache/EVENTOS.Ballon Fiestagk-is-158.jpglink
http://aeroespacio.com.ar/modules/mod_image_show_gk4/cache/EVENTOS.Comodoro Rivadaviagk-is-158.jpglink
http://aeroespacio.com.ar/modules/mod_image_show_gk4/cache/EVENTOS.aeroclub esquinagk-is-158.jpglink
http://aeroespacio.com.ar/modules/mod_image_show_gk4/cache/EVENTOS.FADAgk-is-158.jpglink
«
»
Progress bar